estancias en común

Sea el primero en opinar sobre este producto

Disponibilidad: En existencia

AR$ 500,00
O

Descripción rápida

Marcelo Percia
estancias en común



La palabra estancias alude a modos de estar, habitar, residir; mientras la idea de en común expresa una redundancia escandalosa: no se puede concebir la vida sin ese en común.


Este libro interroga la posibilidad de estar con: sin mandos, dominios, posesiones.


Sospecha alianzas, que naturalizan sentimientos, entre capital, lengua, propiedad y entre fábulas de sujeto, ser, identidad.


A lo largo de estas páginas, se explicitan pasajes: de lo grupal a lo común, de la producción de subjetividad a la producción de sujeciones; de la ficción sujeto a la idea de sensibilidades que hablan habladas; de las figuras de individuo, grupo, comunidad a la de soledades pobladas que ejercitan proximidades y distancias.


El enunciado estar en común sin comunidad proviene de clínicas que se preguntan cómo alojar demasías fuera de los manicomios.


Demasías ponen a la vista tanto la necesidad de agarraderas, como la intemperie de las soledades.


Estancias en común encierra una confidencia: no se sabe cómo estar en la vida. Y, también, desliza una convicción (más cerca del deseo que de la certeza): los porvenires de las formas de lo común no están todos destinados por las sujeciones que imperan en las tristezas del presente.




ISBN: 978-956-3621-30-7
500 páginas

estancias en común

Doble click en la imagen para abrir/cerrar

Alejar
Acercar

Más vistas

Detalles

La palabra estancias alude a modos de estar, habitar, residir; mientras la idea de en común expresa una redundancia escandalosa: no se puede concebir la vida sin ese en común. Este libro interroga la posibilidad de estar con: sin mandos, dominios, posesiones. Sospecha alianzas, que naturalizan sentimientos, entre capital, lengua, propiedad y entre fábulas de sujeto, ser, identidad. A lo largo de estas páginas, se explicitan pasajes: de lo grupal a lo común, de la producción de subjetividad a la producción de sujeciones; de la ficción sujeto a la idea de sensibilidades que hablan habladas; de las figuras de individuo, grupo, comunidad a la de soledades pobladas que ejercitan proximidades y distancias. El enunciado estar en común sin comunidad proviene de clínicas que se preguntan cómo alojar demasías fuera de los manicomios. Demasías ponen a la vista tanto la necesidad de agarraderas, como la intemperie de las soledades. Estancias en común encierra una confidencia: no se sabe cómo estar en la vida. Y, también, desliza una convicción (más cerca del deseo que de la certeza): los porvenires de las formas de lo común no están todos destinados por las sujeciones que imperan en las tristezas del presente.

Etiquetas del producto

Use espacios para separar las etiquetas. Use comillas simples (') para frases.